· Febrero



· Desde Japón llegan a Bogotá dos expertos de “Sogetsu”, una de las más conocidas y representativas escuelas de IKEBANA (arte japonés del arreglo floral).

· Única presentación: viernes 29 de febrero. Entrada libre.

ESTE VIERNES LA BIBLIOTECA LUIS ÁNGEL ARANGO SE LLENA DE VIDA, ESPÍRITU Y COLOR CON EL IKEBANA





En Japón la elaboración de arreglos florales es un arte tradicional que durante sus 500 años de existencia ha tenido una gran variedad de expresiones históricas y contemporáneas. Una de ellas es la que impulsa la Escuela Sugetsu, que utiliza libremente una amplia gama de materiales en diferentes formas y tamaños, para dar vida a verdaderas obras de arte con flores.

Para explicar la diversidad de estilos que desarrolla la Escuela Sogetsu, llegarán a la capital del país los maestros Shinobu Okasaki y Sairin Mori, quienes realizarán una completa demostración de cómo se elaboran arreglos florales japoneses con las técnicas y filosofía de la Escuela Sogetsu.

Esta única presentación –que será posible gracias a la Fundación Japón con el apoyo de la Biblioteca Luis Ángel Arango (BLAA) y la Embajada del Japón, tendrá lugar este viernes 29 de febrero a las 11:00 a.m., en el Centro de Eventos de la BLAA. La entrada para el público será completamente gratuita, no se requiere inscripción previa, pero se recomienda llegar temprano porque el cupo es limitado.

La presentación de estos expertos en Ikebana es una de las actividades que se desarrollarán hasta el 24 de marzo en la BLAA durante el Mes del Japón, como parte de las eventos conmemorativos del Centenario del Establecimiento de las Relaciones Diplomáticas y de Amistad entre Japón y Colombia.



La Escuela Sogetsu

Esta Escuela fue fundada hace más de 70 años por Sofu Teshigahara, quien en su época revolucionó el arte del Ikebana y se transformó en símbolo del renacimiento artístico japonés después de la Segunda Guerra Mundial. A partir de 1960 la Escuela Sogetsu se destaca como un movimiento de vanguardia.

Para esta Escuela de Ikebana "toda persona, con cualquier material y en cualquier lugar, puede hacer un arreglo floral", y por eso a sus seguidores los estimula a expresarse libremente, según su propia y personal creatividad, aplicando con naturalidad las técnicas y conocimientos básicos de esta manifestación artística.

Maestro Shinobu Okazaki Nació en 1954 en Toyama, Japón. En 1980 recibió su grado de Maestría en Diseño, en la Universidad de Arte Musashino, y comenzó a trabajar como asistente del Presidente de la Escuela Sogetsu hasta 1987, año en el que se convierte en Maestro de esta Institución. En 1999 recibe el premio Sogetsu y ese mismo año comienza a trabajar como profesor de la Escuela Privada del Presidente de Sogetsu en Osaka. En el año 2000, asiste como profesor invitado a la Universidad de Toka en Corea y en el 2003 comienza a trabajar como profesor del Curso Especializado Abierto de Ikebana. En el 2004 es nombrado miembro de la Asociación de Artes de Ikebana del Japón. Un año después participa como uno de los productores de la película “Sogetsu Avenue 2005”, y en el año 2006, durante el aniversario de los 80 años de la Escuela Sogetsu, el Maestro Okazaki recibe de esta Escuela el Premio Akane.

Maestro Hiroshi Mori (Asistente del Maestro Shinobu Okazaki). En 1994 ingresa a la Galería Sogetsu. En el 2003 recibe el Premio AT Sogetsu y en el 2004 viaja por Asia en la Misión de Ikebana de la Fundación Japón, visitando posteriormente Dinamarca, Litonia y Estonia. Ese mismo año, con la Misión de Ikebana de la Escuela Sogetsu viaja a Singapur como asistente del Presidente de la Escuela, cargo que desempeña actualmente.



Ikebana, un poco de historia

El arreglo floral japonés tiene su origen en las primeras ofrendas florales budistas y se desarrolló hasta convertirse en una forma independiente de arte a partir del siglo XV con numerosos estilos y escuelas. La atención prestada a las plantas y los recipientes, a la colocación de las ramas y a la relación entre ramas y recipiente así como al espacio que los rodea, distingue a este arte del simple uso decorativo de las flores.

El estilo conocido bajo el nombre de rikka (arreglo erguido), el estilo más antiguo del arreglo floral, se inclina por los arreglos sofisticados que intentan reflejar la majestuosidad de la naturaleza. El complejo simbolismo de la cosmogonía budista se conectaba con cada una de las siete ramas. A finales del siglo XVI aparece una nueva forma de arreglo floral para la ceremonia de te, llamada nageire (tumbado). A finales del siglo XVII se ve la aparición del estilo shoka o seika (flores cortadas) que se compone fundamentalmente de tres ramas componiendo un triángulo asimétrico. El ideal del estilo shoka era transmitir la esencia de las plantas y de su línea natural de crecimiento.

A finales del siglo XIX tiene lugar un resurgimiento del ikebana cuando Ohara Unshin introdujo su estilo moribana (flores amontonadas), que pone énfasis en el color y en el crecimiento natural de las flores, utilizando composiciones plantas que casi tocan los bordes de recipientes poco profundos. En el período de posguerra un ikebana vanguardista revolucionó los materiales considerados como aceptables, no solamente las flores cortadas y las hierbas eran utilizadas, sino también el plástico, el yeso y el hierro se consideraban aptos para expresar conceptos surrealistas y abstractos en los arreglos. Hoy en día existen aproximadamente 3.000 escuelas de ikebana en Japón. Los estilos más populares son el Ikenobo, el Ohara y el Sogetsu.

Volver a Calendario de Eventos